domingo, 5 de junio de 2016

 Estúpido, seguiste el recorrido sinuoso para encontrar a Katrina esperando con la cena.
 Musa de la catástrofe, te ayuda a saltar del precipicio y mira con gusto cómo las piedras rompen tu cuerpo, disfruta de tu fracaso y busca hacerlo aún más miserable, la inspiración del caos, el desorden, la vorágine, el ojo del huracán, la serpiente que te trae la manzana en bandeja de oro.
 Le diste la mano obviando el cascabel que llevaba en el cuello, evitando reconocer la crueldad en el color de sus ojos, embelesado por su elegancia, engañado por su inteligencia. Estúpido.